Trazas de brujería en la Biblia

-Sharona, tengo un problema que no sé cómo resolverlo, incluso estaba por ir a que me lean la borra del café para dilucidarlo. Cómo puede ser que en Israel, donde est tan desarrollado el judaísmo en sus máximas expresiones, tanta gente religiosa como laica vaya masivamente a astrólogos, lectores de la borra del café, de la palma de la mano, por no hablar de manosantas, curadores milagrosos y brujos en todos sus tipos?

-Primero y principal, Marcelo, tenemos que desprendernos de la idea de que el judaísmo ha sido siempre una fe racional. Yo personalmente opto por la línea racionalista, pero reconozco que el racionalismo judo es un desarrollo posterior, con el Rambam (Maimnides), que me encanta. Rambam es el hombre que llamó a la brujería “estupidez”, sin tapujos.

Pero vamos a empezar desde mucho antes del Rambam. Si comenzamos por ejemplo con el libro de Exodo, nos encontramos con un episodio bastante confuso, as como interesante, pues nos muestra la realidad de la poca. Fue hace 3.200 aos, de acuerdo con lo escrito en la Tor -uso ahora la Tor como libro de historia-, Moiss tuvo un encuentro con los magos del Faran. En este encuentro, nuestro profeta Moiss vence la magia de los siervos del Faran. żCmo? Cada uno de stos viene con un cayado de pastor y lo colocan en el suelo y, de acuerdo con el relato bblico, los bastones se convierten en serpientes. Piensan as espantar a Moiss, pero Moiss arroja entonces su cayado al suelo, y de acuerdo con el relato ste se convierte en una culebra aun ms maciza, la cual se traga a las de los magos egipcios. Luego Moiss la vuelve a tomar y se convierte nuevamente en cayado de pastor.
-Es decir que Moisés vence a los magos en su propio terreno…

-S, a través de su conexión con el Todopoderoso. Es decir que si leemos la Biblia con los ojos de aquella poca y no con los de las interpretaciones posteriores del Rambam, que me parecen magníficas, pero el Rambam es España de la Edad Media y no el antiguo Egipto, entonces lo que yo leo es que el judo reconozca a la brujería como fenómeno existente, pero al mismo tiempo a Dios como ms poderoso aun. No hay en este episodio, en lo ms mínimo, una negación de los actos de porno mexico los brujos como algo falso. Estos son tan verídicos como la respuesta de Moisés. Los cayados de los magos s se convirtieron en serpiente de acuerdo con el relato

-żSe puede decir que la frase: “no creo en los brujos pero que los hay, los hay” es una frase juda?

-No s si es una frase juda, pero definitivamente, si vemos la realidad histórica del pueblo, especialmente en su poca de esclavitud en Egipto, resulta bastante lógico que por influencia de las culturas circundantes el hebreo aceptara la magia negra.

Pero vamos a definir a qué me refiero con eso de magia negra, porque ya veo a mis lectores echándoseme encima con que hablo de Cábala. Y no estoy hablando de Cábala. Aquí no se trata de misticismo, no es el intento de ver ms all, un intento espiritual de trascender la realidad. Se trata en cambio de un intento de manipular las fuerzas de la naturaleza para nuestro beneficio. Es la etapa animista de la psicologa evolutiva, en que el niño cree que tiene poder sobre la naturaleza.

El mstico, en cambio, no es brujo, ni cree tener poderes sobre la naturaleza. El s cree que mental y espiritualmente l puede llegar quizs a un punto de trascender la realidad. No controlarla: el mstico no quiere convertirte en sapo, ni tampoco cree poder hacerlo. El mago est empeado en hallar la receta para convertirte en sapo, y cree que si pudiera fusionar las fuerzas indicadas de la naturaleza para hacerlo, t seras sapo.

-Caramba, Marcelo, no te pongas verde. Quiero que entiendas: si leemos los midrashim, en las leyendas posteriores sobre Moisés y los magos, leemos algo muy interesante en el capítulo de Exodo-Raba, nos encontramos con lo siguiente: el midrash se pregunta, żpor qu el Faran decidi matar a cada nio nacido en aquel año, el año del nacimiento de Moisés, incluyendo a los egipcios. Porque es extrao, pero de acuerdo con la Tor, el Faran mandó matar a todos los niños, no slo a los hebreos. Los sabios traen una respuesta interesante, que también refleja su actitud ante la magia: dicen que el Faran consult a sus astrólogos y éstos le contaron que en aquel año naciera el “redentor” de los esclavos, y que no le especificaron si este iba a ser israelita o egipcio. El Faran quiso cuidarse y mat a todos los niños nacidos en aquel año, incluidos los egipcios. Esto nos habla a las claras de la actitud del Faran hacia la magia, pero es sabido que todos los faraones tenían sus astrólogos. Pero también habla de la actitud de nuestros sabios que aquí están aceptando que los astrólogos sabían lo que iba a pasar: de hecho, en aquel año s nació el redentor, Moisés. Por lo tanto, también en la poca de los midrashim, hace dos mil años, haba una actitud ambivalente respecto de la magia.